background image
L
as dos vías para reducir las emisio-
nes netas de CO
2
, y así frenar el
cambio climático, son la disminución
de emisiones y el aumento de la fija-
ción de CO
2
a corto y medio plazo. En este
sentido, los bosques juegan un papel fun-
damental por su capacidad de transformar
el carbono del CO
2
atmosférico en biomasa
viva: actúan de sumidero de carbono. Por
ello, en el Protocolo de Kyoto se propone la
incorporación de la fijación del CO
2
como un
objetivo dentro de los criterios de gestión de
los bosques. Las estrategias selvícolas de
reducción (Montero et al., 2002) son:
- Conservación: evitando deforestaciones
masivas, grandes incendios y otras catástro-
fes naturales o artificiales.
- Gestión sostenible: aplicando estra-
tegias selvícolas capaces de optimizar la
fijación de carbono y de influir en el tipo de
productos extraídos a través de los aprove-
chamientos, favoreciendo la regeneración
de la masa adelantándose a la acción de
la naturaleza y fomentando la aplicación de
programas de selvicultura preventiva contra
incendios.
- Reforestación: Ejecutando programas
de reforestación de áreas degradadas, pro-
tección de cuencas de embalses, planta-
ciones forestales capaces de obtener pro-
ductos para la construcción de viviendas en
sustitución, cuando sea posible, de otros
más contaminantes (hierro y hormigón).
Cuando se ratifique el Protocolo, los paí-
40
n.
o
24, 4
o
trimestre 2003
TÉCNICA
COMUNICACIÓN
Gregorio Montero
Ingeniero de Montes
Dpto. Selvicultura-CIFOR-INIA
Marta Muñoz
Ingeniero de Montes
Dpto. Selvicultura-CIFOR-INIA
Javier Donés
Ingeniero Técnico Forestal
Director del Monte de Valsaín
Fijación de CO
2
por Pinus
sylvestris L. en el monte
"Pinar de Valsaín"
El rápido aumento de la concentración de gases de efecto invernadero
desde la Revolución Industrial del siglo XIX está provocando un
calentamiento global del planeta, lo que muchos denominan Cambio
Climático. El principal gas causante del efecto invernadero es
el dióxido de carbono, CO
2
, responsable del 74% del mismo.
En los últimos años se ha producido una alarma mundial que ha
desembocado en multitud de reuniones y conferencias internacionales,
siendo el acuerdo más relevante el Protocolo de Kyoto (1997),
presentado a la firma en la 3a sesión de la Conferencia de las Partes de
la Comisión Marco sobre el Cambio Climático (CMCC). Este acuerdo
establece unos compromisos cuantificados de reducción de emisiones,
en total un 5% por debajo de los niveles de 1990, para el periodo
2008-2012, permite a los países firmantes que se beneficien de
los llamados mecanismos flexibles para conseguir la reducción
(comercio de emisiones, mecanismos de desarrollo limpio y puesta
en práctica conjunta), así como contabilizar el carbono absorbido
por los sumideros (bosques y tierras de cultivo).
background image
ses firmantes deberán realizar estima-
ciones de la cantidad de carbono que
tienen acumulado en estos sumideros.
El INIA ha desarrollado una metodolo-
gía para poder realizar la estimación
del carbono en las principales especies
forestales arbóreas españolas, que es
la que vamos a aplicar en este estudio
del pino silvestre.
OBJETIVO
E
l objetivo de este trabajo es hacer
una estimación de la cantidad de
carbono y el CO
2
atmosférico equiva-
lente que hay acumulada en las masas
de Pinus sylvestris en el monte "Pinar
de Valsaín", con una extensión de
7.217 ha.
El carbono en la masa forestal se
calcula a partir de una estimación de
la biomasa aérea y radical de Pinus
sylvestris
. La estimación de la biomasa
arbórea es importante para conocer
la estructura, el funcionamiento y la
dinámica de los sistemas forestales,
y, actualmente, está cobrando especial
importancia para la determinación de
la fijación de carbono en las masas
forestales.
Existen varios métodos de estima-
ción de la biomasa (Pardé, 1980), por
ejemplo, el método del árbol medio, el
de corta, el del análisis adimensional
y alométrico o el método múltiple de
muestreo. Sin embargo, son muchas
las combinaciones y procedimientos
para obtener la biomasa de árboles
individuales y masas forestales.
Para estimar la capacidad de fija-
ción de carbono por Pinus sylvestris, se
ha tomado la información de un estudio
que está llevando a cabo el grupo de
selvicultura del CIFOR­INIA en las prin-
cipales especies forestales españolas
(Montero, G. y Muñoz, M., 2003). La
estimación de la biomasa de una espe-
cie forestal se consigue a partir de un
muestreo destructivo realizado en una
muestra de varios árboles de diferen-
tes diámetros, pertenecientes a esta
especie y a una misma calidad de es-
tación. En estos muestreos se dividió
cada árbol en sus distintas fracciones
de biomasa (fuste, ramas, ramillas y
raíces) para obtener información más
minuciosa que pudiera utilizarse en es-
tudios posteriores como, por ejemplo,
el seguimiento del ciclo de carbono en
los diferentes productos forestales.
Conocida la biomasa de una muestra
de árboles, se puede calcular la bioma-
sa arbórea total de una zona mediante
los datos de inventarios forestales,
que aportan información del número
de árboles por clase diamétrica para
cada una de las principales especies
forestales.
METODOLOGÍA
DESCRIPCIÓN DEL
MÉTODO DE MUESTREO
Biomasa aérea:
En el estudio de
biomasa forestal del pino silvestre
se han tomado datos de tres puntos
distintos, todos ellos en el Sistema
Central: La Morcuera, en la provincia
de Madrid, El Raso y Valsaín, en la pro-
vincia de Segovia.
Los datos de peso de La Morcuera
y de El Raso se tomaron dentro del
seguimiento que hace el Departamento
de Selvicultura del CIFOR-INIA de parce-
las permanentes en estudios a diferen-
tes intensidades de clara. El estudio
en La Morcuera se realizó en febrero
de 1992, y en él se apearon un total
de 134 pies, ejecutando claras de dife-
rente intensidad. El estudio en El Raso
se realizó en diciembre de 1988, y en
él se tiraron 149 pies, cubriéndose las
clases diamétricas que van de 15 a 30
cm. La muestra de Valsaín se tomó du-
rante el mes de diciembre de 2000, y
en él se apearon 33 pies, cubriéndose
todas las clases diamétricas.
En los pies apeados en las tres
muestras se midió el diámetro normal,
la altura total y la altura del fuste hasta
7 cm. Una vez desramado, se procedió
a la separación en fracciones de bioma-
sa: ramas con diámetro >7 cm, ramas
con diámetro entre 2 y 7 cm y ramas
con diámetro <2 cm (chasca, donde
también están incluidas las acículas).
Se cubicaron los fustes y se pesaron
en verde las distintas fracciones. Se
tomó una muestra de chasca en la que
se separó el leño de las acículas para
calcular su porcentaje.
Las fracciones de biomasa aérea
consideradas para los posteriores cál-
culos son: fuste, ramas de diámetro
mayor de 7 cm, ramas con diámetro
comprendido entre 2 y 7 cm, ramillas
de diámetro menor de 2 cm y acícu-
las.
Biomasa radical:
La toma de da-
Asociación y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales
41
Panorámica de la Sierra de Guadarrama. Puertos de Cotos y Navacerrada vistos desde "La Camorca".
G.

Montero
background image
42
n.
o
24, 4
o
trimestre 2003
Vista general de la parte media
del Pinar de Valsaín
G.

Montero
tos de biomasa radical se hizo en 14
pies de la muestra de pino silvestre
de Valsaín, cubriendo todas las clases
diamétricas. Se extrajo el tocón junto
al raigón con una máquina retroexcava-
dora. Se limpiaron golpeándolos con la
retroexcavadora hasta quitar la máxima
cantidad posible de tierra, utilizándose
también otras herramientas manuales
para la limpieza. Se recogieron tam-
bién los trozos de raíz que había en el
hoyo abierto. Los tocones se pesaron
en básculas de pueblos cercanos y el
resto de raíces se pesaron con romana
en campo.
Con todos estos datos de campo
de peso verde calcularemos la materia
seca de las fracciones de biomasa utili-
zando el porcentaje de humedad.
DETERMINACIÓN DE
LA MATERIA SECA
S
e tomó una muestra de cada frac-
ción de biomasa de pino silvestre,
y se llevó al laboratorio para estimar el
porcentaje de humedad. Se secaron en
estufa, a 102o 2 oC, hasta llegar a
peso constante, momento en el cual se
consideraba que el contenido de agua
era nulo.
Estos porcentajes de humedad se
han aplicado a los pesos en verde de
esta especie, creando así una tabla de
pesos en seco. Para pasar los volúme-
nes con corteza de los fustes de pino
silvestre a peso seco utilizamos valo-
res de densidad básica (Gutiérrez et al,
1997). Estimados los pesos en seco,
creamos una tabla única de datos con
los pesos de las tres muestras de pino.
Esta muestra única tiene un total de
316 pies y cubre todas las clases dia-
métricas desde CD 10 a CD 70, y con
ella trabajaremos en el desarrollo de
funciones de regresión y su posterior
aplicación.
TRATAMIENTO ESTADÍSTICO
DE LOS DATOS
S
e ha realizado un ajuste estadísti-
co de los valores de las muestras
para cada fracción de biomasa de las
dos especies mediante funciones que
relacionan los kilogramos de materia
seca con el diámetro normal. Estas
funciones presentan un coeficiente de
determinación alto, por lo que se des-
cartó la posibilidad de introducir la
altura del árbol como variable indepen-
diente además del diámetro normal. Se
han probado diferentes modelos, y se
ha elegido el que mejores resultados
daba. Este modelo es el siguiente:
Lg (Y) = a + b Lg (X)
(1)
Siendo, Y = biomasa de cada frac-
ción, en kilogramos de materia seca.
X = diámetro normal, en centíme-
tros.
a, b = parámetros de la regresión.
Las funciones desarrolladas se
aplicarán a los valores medios de las
clases diamétricas que establece el
inventario del monte, para obtener los
valores modulares de biomasa. Estas
clases van desde la clase 7.5 hasta
la clase 72.5 cm, con una amplitud
de 5 cm. Para estimar el peso de los
pies incluidos en el inventario como
"pies menores", correspondientes a
los pies con diámetro <10 cm, se entró
en las funciones de regresión desarro-
lladas con la marca de clase de 7.5.
Incluimos en estas clases diamétricas
todos los pies menores de la misma
forma que se han incluido en la clase
diamétrica 72.5 cm los pies mayores
de 70 cm.
Se ha considerado que las clases
diamétricas menores de 20 cm no
tienen ramas gruesas, cambiando por
tanto los valores que se obtienen de
las funciones para estos diámetros.
Además, las funciones aplicadas para
calcular los valores modulares de las
fracciones de biomasa aérea, aunque
_+
background image
son bastante exactas, tienen un pe-
queño error, y por ello la suma de los
valores modulares para cada clase
diamétrica de fuste, ramas y acículas
difiere del resultado obtenido al aplicar
la función para el árbol completo. Se ha
solucionado esta diferencia calculando
el porcentaje correspondiente de cada
fracción respecto del total (suma de
los valores modulares para cada clase
diamétrica). Multiplicando estos por-
centajes por el total de biomasa aérea
obtenido a partir de la fórmula, obte-
nemos unos valores modulares nuevos
que serán los definitivos.
También tenemos que mencionar
que nombramos el peso total de raíz
como raíz completa, pero en realidad
es el peso del tocón, el raigón y las
principales ramas que salieron al sacar
el tocón con la retroexcavadora y las
que se recogieron en el hoyo abierto;
sería imposible pesar la raíz entera.
Los estudios de biomasa radicular sue-
len hacerse midiendo producción de
biomasa por hectárea, no por pie.
CÁLCULO DE INCREMENTOS
ANUALES DE BIOMASA
E
l incremento anual de biomasa
se determina de acuerdo con la
siguiente expresión (2), donde el incre-
mento diametral corresponde al cre-
cimiento corriente anual tomado del
Segundo Inventario Forestal Nacional.
La diferencia de biomasa seca entre
dos años consecutivos nos da el incre-
mento de peso anual de cada fracción
de biomasa, por especie y clase dia-
métrica.
IB = f (d + ID) ­ f (d)
(2)
Siendo, IB: incremento de biomasa
en kilogramos de materia seca
d: diámetro normal en centímetros
ID: incremento anual de diámetro
en cm
Al utilizar las mismas funciones que
las empleadas para calcular los valores
modulares de biomasa, se comete el
mismo error mencionado en el apartado
anterior. Se solventa de igual forma.
Los datos de incremento anual de
diámetro los tomamos del IFN II, donde
se ofrecen por clase diamétrica para
cada provincia. Se estimó una media
del crecimiento diametral anual para
toda España, representada en la tabla
1:
CÁLCULO DEL CO
2
ACUMULADO
A
partir de la cuantificación de bioma-
sa seca de la masa de pino silves-
tre, calculamos la cantidad de dióxido
de carbono que hay almacenado en esa
masa. Para ello es necesario conocer
el porcentaje de carbono de la materia
seca. Para P. sylvestris el contenido de
carbono es del 50% (Ibáñez, 2001).
Según Kollmann (1959), la composi-
ción de la madera es idéntica en las
distintas especies leñosas, así como
también dentro de un mismo árbol, en
sus diversas partes, tronco y ramas.
Por esta razón se admite que todas las
maderas contienen aproximadamente
un 50% de carbono. El IPCC recomien-
da, en el caso de no existir datos
específicos, considerar también este
porcentaje. Mediante la proporción en-
tre el peso de la molécula de CO
2
y el
peso del átomo de C que la compone
obtenemos la relación que se utilizará
para pasar de kg de carbono a kg de
CO
2
equivalente:
Peso CO
2
/ Peso C = 44/12 = 3.67
Así, multiplicando los valores mo-
dulares de biomasa por el contenido
en carbono y por 3.67 obtenemos los
valores modulares de CO
2
acumulado,
por clases diamétricas y fracciones de
biomasa para la especie.
Asociación y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales
43
CD
Id (cm)
7.5
1.68
12.5
2.33
17.5
2.37
22.5
2.39
27.5
2.25
32.5
1.69
37.5
1.71
42.5
1.63
47.5
1.64
52.5
1.44
57.5
1.41
62.5
1.08
67.5
1.72
72.5
1.72
Tabla 1) Incrementos diametrales para Pinus sylvestris, en 5 años, según el IFN II.
Apeo de árboles para pesaje de biomasa
y estimación de carbono fijado.
G.

Montero
background image
APLICACIÓN DE LOS VALORES
ESTIMADOS AL INVENTARIO
DEL MONTE "PINAR DE VALSAÍN"
L
os valores modulares obtenidos a
partir de las funciones desarro-
lladas, que cubren todas las clases
diamétricas desde pies menores hasta
pies mayores, se aplicarán a los datos
de existencias del monte, multiplicando
el número de pies por los valores mo-
dulares de cada fracción de biomasa y
por sus incrementos.
Se estima así la biomasa total del
monte "Pinar de Valsaín", separada en
fracciones de biomasa y según clases
diamétricas. Del mismo modo se obtie-
nen los incrementos anuales totales de
biomasa, así como la cantidad de CO
2
fijado y el incremento anual, según cla-
ses diamétricas y por fracciones.
EXTRACCIONES
C
onsideraremos que se extrae la
biomasa completa, es decir, la
parte aérea y la radical. Esto no es
cierto porque el tocón, raíces y parte
de las ramas y las hojas se quedan en
el monte, pero estas fracciones, una
vez cortado el árbol, dejan de producir
biomasa. Además, el carbono conteni-
do en estas partes será desprendido,
por descomposición, a la atmósfera en
forma de CO
2
transcurrido un tiempo.
Por lo tanto, este carbono no lo pode-
mos considerar como fijado permanen-
temente.
Para hacer una estimación de las
extracciones de biomasa en el monte
y de su contribución al balance de car-
bono se ha tomado la posibilidad de
corta anual de pino silvestre, que es
de 28.748 m3.
Obtenemos el peso seco del fuste
extraído utilizando la densidad básica
de la madera. Suponemos que las
extracciones del resto de fracciones de
biomasa son proporcionales a las ex-
tracciones de fuste según la relación:
(Extracciones fuste / Existencias
fuste) x Existencias fracción =
Extracciones fracción

Obtenemos por tanto las extraccio-
nes correspondientes a ramas, raíces,
parte aérea y biomasa total. Tabla 2
BALANCE DE CO
2
E
l objetivo de este estudio es, ade-
más de conocer el CO
2
fijado en la
masa de pino silvestre del monte, de-
terminar cuál es la fijación neta anual.
Conociendo el incremento anual debido
al crecimiento de las masas y las ex-
tracciones anuales de biomasa por cor-
tas, podemos determinarlo. Además
podemos hacer una estimación de la
fijación en cualquier año, presente y
futuro en este monte.
RESULTADOS
MODELOS DE REGRESIÓN
L
os modelos obtenidos para estimar
la biomasa seca de las distintas
fracciones de biomasa del pino silves-
tre son de la forma:
Lg (Y) = a + b Lg (X)
Siendo, Y = biomasa de cada frac-
ción, en kilogramos de materia seca.
X = diámetro normal, en centíme-
tros.
a, b = parámetros de la regresión.
Para P. sylvestris se observa muy
buena correlación para el fuste, ya
que su peso es muy dependiente del
diámetro normal, y la correlación con el
peso del árbol completo es la más alta,
mejor que cada una de las fracciones
aéreas por separado. Es importante
destacar que las ramas gruesas tam-
bién tienen una correlación muy alta,
lo cual no suele ser tan habitual en los
estudios de biomasa realizados con
otras especies. En general, las correla-
ciones son muy buenas si tenemos en
cuenta que son pies provenientes de
tres muestras distintas.
n.
o
24, 4
o
trimestre 2003
Tabla 2) Extracciones anuales de materia seca en el monte (toneladas).
Extracciones anuales de materia seca (t) por fracciones
de P. sylvestris en "Pinar de Valsaín"
Biomasa aérea
"Pinar de
Valsaín"
12.01
502
1.130
891
672
15.212
4.351
19.563
Monte
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7 R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
BT
BF
BR7
BR2-7
BR2
BA
Br
-2.50275
-3.80519
-15.0469
-4.07857
-2.08375
-2.36531
-4.56044
2.41194
2.70808
4.80367
2.1408
1.51001
1.5099
2.62841
0.951
0.947
0.824
0.722
0.627
0.626
0.972
BT, BF, BR7, BR2-7, BR2, BA, Br: biomasa total aérea, biomasa del fuste, biomasa de
las ramas mayores de 7 cm, biomasa de las ramas entre 2 y 7 cm, biomasa de
las ramas menores de 2 cm, biomasa de las acículas y biomasa radical respectivamente
Y
a
parámetros
b
R2
Tabla 3) Parámetros de los modelos de regresión para estimar la biomasa de Pinus sylvestris L.,
y su coeficiente de determinación
background image
VALORES MODULARES
DE BIOMASA Y CO
2
Asociación y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales
45
Tabla 4) Valores modulares de biomasa de
las distintas fracciones por clases diamétricas (kg)
Tabla 5) Valores modulares de CO
2
de las distintas
fracciones de biomasa por clases diamétricas (kg)
VALORES MODULARES DE BIOMASA SECA (kg)
Biomasa aérea
5.0
21.8
55.5
108.7
184.4
284.2
409.5
561.3
740.2
946.6
1180.6
1441.9
1730.2
2044.7
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
0.0
0.0
0.0
1.0
2.5
5.5
10.7
19.0
31.7
50.0
75.4
109.7
154.6
212.3
1.2
4.0
8.3
14.1
21.4
30.0
39.9
50.9
63.0
76.1
90.2
105.1
120.7
137.0
2.5
5.9
10.1
14.6
19.5
24.5
29.8
35.1
40.6
46.0
51.5
56.9
62.2
67.5
1.9
4.5
7.6
11.0
14.7
18.5
22.5
26.5
30.6
34.7
38.8
42.9
46.9
50.9
10.6
36.2
81.5
149.4
242.5
362.8
512.3
692.9
906.1
1153.4
1436.4
1756.4
2114.7
2512.4
2.1
8.0
19.3
37.5
63.5
98.5
143.4
199.3
267.0
347.3
441.1
549.2
672.3
811.3
12.6
44.2
100.9
186.9
305.9
461.2
655.7
892.2
1173.0
1500.7
1877.5
2305.6
2787.0
3323.7
CD
cm
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7 R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
VALORES MODULARES DE CO
2
(kg)
Biomasa aérea
9.1
40.1
101.9
199.5
338.4
521.5
751.4
1029.9
1358.3
1737.0
2166.3
2645.8
3174.8
3752.1
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
0.0
0.0
0.0
1.8
4.6
10.1
19.6
34.9
58.1
91.7
138.4
201.3
283.8
389.6
2.2
7.3
15.3
26.0
39.3
55.1
73.2
93.4
115.6
139.7
165.5
192.8
221.4
251.3
4.6
10.9
18.5
26.8
35.7
45.0
54.7
64.5
74.4
84.4
94.4
104.4
114.2
123.9
3.4
8.2
13.9
20.2
26.9
34.0
41.2
48.6
56.1
63.7
71.2
78.7
86.1
93.5
19.4
66.4
149.6
274.2
444.9
665.7
940.1
1271.4
1662.6
2116.5
2635.8
3223.0
3880.4
4610.3
3.8
14.7
35.5
68.7
116.5
180.7
263.2
365.7
489.9
637.3
809.5
1007.8
1233.7
1488.7
23.2
81.1
185.1
342.9
561.4
846.4
1203.3
1637.1
2152.5
2753.8
3445.3
4230.8
5114.1
6099.0
CD
cm
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7 R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
VALORES MODULARES DE INCREMENTO DE BIOMASA SECA (kg)
Biomasa aérea
0.7
2.4
4.2
6.2
7.9
7.6
9.5
10.8
12.7
12.7
14.0
12.0
20.9
22.7
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
0.0
0.0
0.0
0.1
0.2
0.3
0.4
0.7
1.0
1.2
1.6
1.6
3.3
4.2
0.1
0.3
0.5
0.6
0.7
0.6
0.7
0.8
0.9
0.8
0.8
0.7
1.1
1.2
0.2
0.4
0.4
0.5
0.5
0.4
0.4
0.4
0.4
0.3
0.3
0.3
0.4
0.4
0.1
0.3
0.3
0.3
0.3
0.3
0.3
0.3
0.3
0.3
0.3
0.2
0.3
0.3
1.2
3.3
5.4
7.8
9.7
9.1
11.3
12.9
15.2
15.3
17.1
14.7
26.1
28.8
0.3
0.8
1.4
2.1
2.8
2.7
3.5
4.0
4.9
5.0
5.7
5.0
9.0
10.2
1.4
4.1
6.8
9.9
12.4
11.8
14.8
16.9
20.0
20.4
22.8
19.7
35.1
39.0
CD
cm
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7 R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Tabla 6) Valores modulares de incremento
de biomasa de las distintas fracciones
por clases diamétricas (kg)
background image
TOTALES DE BIOMASA,
CO
2
E INCREMENTOS
A
continuación, en las tablas, se ex-
ponen los resultados totales de
biomasa, CO
2
y sus incrementos para
la superficie total del monte "Pinar
de Valsaín". En cada tabla se ofrecen
las toneladas totales según clases
diamétricas y fracciones de biomasa,
así como el total sin distinción de
diámetros.
46
n.
o
24, 4
o
trimestre 2003
VALORES MODULARES DE INCREMENTO DE CO
2
(kg)
Biomasa aérea
1.3
4.4
7.7
11.4
14.6
14.0
17.4
19.8
23.2
23.4
25.7
21.9
38.3
41.7
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
0.0
0.0
0.0
0.2
0.4
0.5
0.8
1.2
1.8
2.2
2.9
3.0
6.1
7.7
0.2
0.6
0.9
1.2
1.3
1.2
1.3
1.4
1.6
1.5
1.6
1.3
2.1
2.2
0.4
0.6
0.8
0.8
0.8
0.7
0.7
0.7
0.7
0.6
0.6
0.5
0.8
0.8
0.3
0.5
0.6
0.6
0.6
0.5
0.5
0.5
0.5
0.5
0.5
0.4
0.6
0.6
2.2
6.1
10.0
14.3
17.8
16.8
20.8
23.6
27.8
28.1
31.3
27.0
47.9
52.9
0.5
1.5
2.6
3.9
5.1
5.0
6.3
7.4
8.9
9.2
10.5
9.2
16.6
18.6
2.6
7.6
12.5
18.2
22.8
21.7
27.1
31.0
36.7
37.4
41.8
36.2
64.5
71.6
CD
cm
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7 R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Tabla 7) Valores modulares de incremento de CO
2
de las distintas fracciones de biomasa
por clases diamétricas (kg)
Tabla 8) Biomasa total en el monte, por fracción
de biomasa y por clases diamétricas
BIOMASA SECA TOTAL (toneladas)
12 706
12 183
25 227
40 231
52 758
75 750
100 955
137 398
144 871
138 678
93 292
64 516
25 722
33 350
957 637
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
2 551295
557 789
454 372
370 007
286 075
266 518
246 527
244 795
195 721
146 502
79 024
44 744
14 867
16 310
0
0
0
360
718
1 464
2 633
4 658
6 201
7 321
5 959
4 908
2 299
3 462
39 982
3 082
2 212
3 784
5 233
6 124
7 998
9 828
12 460
12 334
11 155
7 127
4 701
1 794
2 234
90 067
6 357
3 305
4 573
5 397
5 565
6 541
7 344
8 603
7 940
6 741
4 067
2 545
925
1 101
71 006
4 796
2 493
3 450
4 071
4 198
4 934
5 540
6 489
5 989
5 085
3 067
1 920
698
831
53 561
26 942
20 194
37 035
55 292
69 364
96 687
126 300
169 609
177 333
168 979
113 512
78 589
31 438
40 978
1 212 252
5 324
4 457
8 791
13 859
18 158
26 242
35 358
48 787
52 252
50 881
34 859
24 574
9 995
13 232
346 768
32 265
24 651
45 826
69 151
87 522
122 929
161 658
218 396
229 585
219 860
148 371
103 163
41 433
54 209
1 559 020
Biomasa aérea
CD
cm
Nº Total
de pies
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7
R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Total (t)
G.

Montero
Separación de fracciones
de biomasa y pesaje de las mismas
background image
Asociación y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales
47
Tabla 9) Incremento total de biomasa en el monte, por fracción de biomasa y por clases diamétricas
Tabla 10) CO2 total acumulado en el monte, por fracción de biomasa y por clases diamétricas
INCREMENTO DE BIOMASA TOTAL (Toneladas)
1 803
1 330
1 908
2 304
2 274
2 027
2 335
2 639
2 477
1 864
1 108
535
310
370
23 285
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
2 551 295
557 789
454 372
370 007
286 075
266 518
246 527
244 795
195 721
146 502
79 024
44 744
14 867
16 310
0
0
0
37
56
70
109
160
189
176
126
72
49
69
1 114
341
189
225
236
208
169
179
189
166
118
67
31
17
20
2 154
490
197
190
170
132
97
94
92
75
50
27
12
6
7
1 639
369
148
143
128
100
73
71
69
57
38
20
9
5
5
1 236
3 004
1 864
2 466
2 876
2 769
2 436
2 788
3 148
2 965
2 247
1 349
659
388
471
29 429
650
450
640
787
791
721
851
988
953
738
452
225
134
166
8 546
3 654
2 314
3 106
3 663
3 561
3 157
3 639
4 136
3 918
2 984
1 800
883
522
636
37 974
Biomasa aérea
CD
cm
Nº Total
de pies
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7
R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Total (t)
CO
2
ACUMULADO TOTAL (Toneladas)
23 316
22 356
46 292
73 823
96 811
139 001
185 252
252 126
265 838
254 473
171 191
118 387
47 199
61 197
1 757 263
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
2 551295
557 789
454 372
370 007
286 075
266 518
246 527
244 795
195 721
146 502
79 024
44 744
14 867
16 310
0
0
0
660
1 318
2 686
4 831
8 548
11 378
13 433
10 935
9 006
4 219
6 354
73 367
5 656
4 059
6 944
9 603
11 238
14 677
18 035
22 863
22 633
20 469
13 078
8 626
3 292
4 099
165 272
11 665
6 065
8 392
9 904
10 212
12 003
13 476
15 787
14 569
12 370
7 463
4 670
1 698
2 021
130 295
8 801
4 575
6 331
7 471
7 703
9 054
10 165
11 908
10 989
9 331
5 629
3 522
1 281
1 524
98 285
49 438
37 056
67 959
101 461
127 283
177 420
231 760
311 232
325 407
310 077
208 295
144 211
57 689
75 194
2 224 483
9 769
8 178
16 132
25 431
33 320
48 155
64 882
89 524
95 882
93 366
63 966
45 093
18 342
24 280
636 319
59 207
45 234
84 091
126 892
160 602
225 575
296 643
400 756
421 288
403 443
272 262
189 304
76 030
99 474
2 860 802
Biomasa aérea
CD
cm
Nº Total
de pies
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7
R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Total (t)
Inicio del destoconado para estimación
de la biomasa radical y estimación del
carbono fijado en la misma.
Transporte y pesaje de
los tocones con las raíces extraídas.
G.

Montero
G.

Montero
background image
48
n.
o
24, 4
o
trimestre 2003
INCREMENTO TOTAL DE CO
2
(Toneladas)
3 309
2 440
3 502
4 228
4 172
3 720
4 284
4 842
4 546
3 421
2 034
981
570
680
42 728
7.5
12.5
17.5
22.5
27.5
32.5
37.5
42.5
47.5
52.5
57.5
62.5
67.5
72.5
2 551 295
557 789
454 372
370 007
286 075
266 518
246 527
244 795
195 721
146 502
79 024
44 744
14 867
16 310
0
0
0
69
103
129
200
294
348
322
232
133
91
126
2 045
627
347
412
432
381
310
329
346
305
217
123
56
31
36
3 952
899
361
348
312
243
178
173
168
138
92
49
22
11
12
3 008
678
272
263
236
183
134
130
127
104
70
37
16
9
9
2 269
5 512
3 420
4 525
5 277
5 082
4 470
5 116
5 777
5 441
4 123
2 475
1 209
712
863
54 002
1 193
826
1 174
1 445
1 452
1 324
1 562
1 812
1 748
1 354
829
412
247
304
15 681
6 705
4 246
5 699
6 722
6 534
5 794
6 678
7 589
7 190
5 477
3 303
1 621
958
1 167
69 683
Biomasa aérea
CD
cm
Nº Total
de pies
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7
R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Total (t)
INCREMENTO TOTAL DE CO
2
(Toneladas)
1 757 263
42 728
22 051
20 678
2 046 751
CO
2
total fijado en 1989
CO
2
fijado al año
CO
2
extraído al año
CO
2
neto fijado al año
CO
2
total fijado en 2003
73 367
2 045
921
1 124
89 102
165 272
3 952
2 074
1 878
191 569
130 295
3 008
1 635
1 373
149 517
98 285
2 269
1 233
1 036
112 783
2 224 483
54 002
27 913
26 089
2 589 722
636 319
15 681
7 985
7 697
744 071
2 860 802
69 683
35 898
33 785
3 333 793
Biomasa aérea
PERIODO 1989-2003
Fuste
Ramas
R > 7
R 2 - 7
R < 2
Acículas
Total
aérea
Biomasa
radical
Biomasa
total
Tabla 11) Incremento total de CO
2
en el monte, por fracción de biomasa y por clases diamétricas
Tabla 12) Resultados totales de biomasa y CO
2
en el monte
Tabla 13) Balance de fijación de CO
2
para el año 2003
RESULTADOS TOTALES EN "PINAR DE VALSAÍN" (toneladas)
Pinus sylvestris
BIOMASA
1 559 020
INCREMENTO BIOMASA
37 974
CO
2
2 860 802
INCREMENTO CO
2
69 683
Gráfico 2) Proporción de biomasa para Pinus sylvestris
por clases diamétricas (kg de materia seca)
Gráfico 1) Valores modulares de biomasa
para Pinus sylvestris (kg de materia seca)
background image
CONCLUSIONES
De la observación de las tablas
y los gráficos se desprende:
* El monte "Pinar de Valsaín"
mantiene fijadas en la biomasa ar-
bórea de Pinus sylvestris 3.333.793
t de CO
2
en el año 2003.
* El monte "Pinar de Valsaín",
como consecuencia de su crec-
imiento, fija anualmente 69.683 t
de CO
2
que se acumulan a la canti-
dad expresada en el punto anterior.
* Por otra parte, debido a los
aprovechamientos de madera y
leñas de pino silvestre se extraen
del monte cada año 19.563 t de
biomasa, que equivalen a 35.898
t de CO
2
.
* La fijación neta anual de CO
2
es la diferencia entre el CO
2
acumu-
lado cada año debido al crecimiento
de la masa de pino y el CO
2
extraí-
do debido a los aprovechamientos.
En "Pinar de Valsaín" la fijación
neta debida al pino silvestre es de
33.785 t al año.
Podemos hacer algunas consid-
eraciones finales:
La Oficina Española de Cambio
Climático estima que cada hogar
español emite 5 toneladas anuales
de CO
2
. A la vista de estas cifras
podemos establecer algunas com-
paraciones. La masa de pino sil-
vestre del monte "Pinar de Valsaín"
tiene acumuladas 3.333.793 t de
CO
2
, cantidad que equivale al CO
2
emitido por 666.759 hogares es-
pañoles en un año. El monte fija
anualmente 33.783 t, que es la
cantidad de dióxido de carbono que
emiten 6.757 hogares españoles
al año.
Podemos establecer otra cor-
respondencia conociendo que la
emisión media de un coche son 180
gr de CO
2
por kilómetro recorrido. La
cantidad fijada en el monte supone
la emisión de CO
2
por 1.000 coches
al recorrer 18.521.072 km, y anual-
mente fija la cantidad emitida por
1.000 coches al recorrer 187.683
km. Por último, sabiendo que un
litro de gasolina emite 2.8 kg de
CO
2
, entre otros contaminantes, la
cantidad fijada anualmente equivale
al CO
2
emitido por la combustión de
12.066.071 litros de gasolina.
Asociación y Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales
49
BIBLIOGRAFÍA BÁSICA
- ACOSTA-MIRELES, M., VARGAS-
HERNÁNDEZ, J., VELÁZQUEZ-MARTÍNEZ, A.,
ETCHEVERS-BARRA, J. (2002) "Estimación
de la biomasa aérea mediante el uso de rela-
ciones alométricas en seis especies arbóreas
en Oaxaca, México". Agrociencia Vol 36,
número 6: 725-736.
- CANADELL, J. (1988) "Biomass equa-
tions for Quercus ilex L. in the Montseny
Massif, northeastern Spain". Forestry. Vol 61,
nº 2.
- CLAESSON, S., SAHLEN, K. AND
LUNDMARK, T. (2001) "Functions for biomass
estimation of young Pinus silvestris, Picea
abies and Betula spp. from stands in Northern
Sweden with high stand densities", Can. J.
For. Res., 16, 138-146.
- FURNIVAL, G.M. (1984). "A new proce-
dure for estimation of tree biomass and nutri-
ent content". SO: Les Colloques de l`INRA,
nº 19.
- FUWAPE, J.A., ONYENKWELU, J.C.,
ADELKUNLE, V.A.J. (2001) "Biomass equa-
tions and estimation for Gmelina arborea".
Biomass and bioenergy. 21: 401-405.
- GUTIÉRREZ, A., BAONZA, M.V. Y
FERNÁNDEZ-GOLFÍN, J. (1997) "Variaciones
de la densidad de la madera de pino sil-
vestre de los Sistemas Central e Ibérico",
Proceedings of the I Congreso Forestal his-
pano-luso, Pamplona, mesa 7, PA 229-234.
- HICHCOCK, HC., MCDONNELL, JP.,
(1979). "Biomass measurement: a synthe-
sis of the literature". Proc. For. Inventory
Workshop, SAF-IUFRO. Fort Collins, Colorado:
544-595.
- IBÁÑEZ, J.J., VAYREDA, J., GRACIA,
C. (2001). "Metodología complementaria al
Inventario Forestal Nacional en Cataluña".
Centre de Recerca Ecológica y Aplications
Forestals (CREAF).
- ICONA (1995). Segundo Inventario
Forestal Nacional. Provincias: Almería, Cádiz,
Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y
Sevilla. Instituto Nacional de Conservación de
la Naturaleza. MAPA. Madrid.
- JOHANSON, T. (1999). "Biomass equa-
tions for determining fractions of pendula and
pubescens birches growing on abandoned
farmland and some practical implications".
Biomass and bioenergy. 16: 223-238.
- JOHNSON, W C.; SHARPE, D. (1983).
"The ratio of merchantable forest biomass
and its application to the global carbon budg-
et." Canadian Journal of Forest Research. 13:
372-383.
- KOLLMANN (1959) "Tecnología de la
Madera y sus aplicaciones". Tomo Primero.
IFIE, Madrid.
- MONTERO, G. (2002). "Cuantificación
del potencial de las principales especies
forestales españolas para el almacenamiento
de carbono a medio y largo plazo". En UIMP.
Curso de verano Bosques, sociedad y cambio
climático. Santander, 12-16 Agosto.
- MONTERO, G.; RUÍZ-PEINADO, R.;
CAÑELLAS, I.; CANDELA, J.A.; PAVÓN, J.
(2002) "La fijación de CO
2
por las masas de
Pino Piñonero en Andalucía". Forestalia, Nº7.
- MUÑOZ, M. (2002). "Fijación de CO
2
por Pinus nigra Arn subsp salzmannii en el
monte "Rocha de la Carcoma" nº 148 del
CUP, Lebrancón (Guadalajara). Proyecto Fin
de Carrera. E.T.S. Ingenieros de Montes.
Universidad Politécnica de Madrid.
- MONTERO, G.; MUÑOZ, M.; ALONSO,
A. "Producción de biomasa y fijación de car-
bono por Pinus nigra Arnold en España". En
"Gestión sostenible de los pinares de Pinus
nigra" García Abril coord. (En prensa).
- PARDÉ, J. (1980) "Forest biomass",
Forestry abstract (Review article), 41(8): 343-
362.
- YOUNG, H.E. (1978) "Forest biomass
inventory: the basis for complete-tree utiliza-
tion". Forests Products Journal . Vol 28, Nº
5: 38-42.
- SCHELEGEL, B., GAYOSO, J., GUERRA,
J. (2001) "Manual de procedimientos de
muestreo de biomasa forestal". Medición de
la capacidad de captura de carbono en los
bosques de Chile y promoción en el mer-
cado mundial. Proyecto FONDEF. Universidad
Austral de Chile.
Gráfico 4) CO
2
total acumulado en el monte
e incremento anual total de CO
2
Gráfico 3) Proporción de CO
2
total fijado
por cada fracción de biomasa en el monte